Inicio arrow Artículos arrow Cria de Agapornis
Cria de Agapornis Imprimir E-Mail
Ínicio
Cria de Agapornis
Página 2
Página 3

EMPAREJAMIENTO

Una vez que estamos informados y equipados con todo lo necesario, es el momento de pasar a los pájaros. Siempre conviene que los pájaros tengan la misma edad y que lleven un tiempo juntos antes de criar, que veamos que los pájaros se gustan o que se tienen simpatía. Si esto no es así podemos tener problemas con hembras que son demasiado agresivas y territoriales, encontrándonos que intentan atacar al macho, no lo dejan comer o incluso lo matan. Debemos recordar que una hembra adulta con un pájaro joven será más propensa a hacer esto que una hembra de la misma edad que el macho y que unos pájaros que se conocen y han convivido juntos rara vez mostrarán signos de violencia. Si por algún casual compramos pájaros de tiendas o criadores distintos deberemos darles un período de adaptación, incluso en jaulas separadas para evitar males mayores. Esto se suele hacer poniendo a los pájaro en jaulas distintas pero juntas, al cabo de unos días o unas semanas los pájaros se buscarán entre los barrotes, es entonces cuando los juntaremos, siempre poniendo a la hembra en la jaula del macho para de nuevo evitar cualquier problema de territorialidad de la hembra.

 

ÉPOCA DE CRÍA

Los agapornis en cautividad pueden criar durante todo el año pero la mayoría de los criadores suele comenzar los meses de septiembre-octubre para finalizar en mayo-junio. Esto es debido a que la época de verano es la menos adecuada para criar, ya que dentro del nido se alcanzan temperaturas demasiado elevadas y las hembras dejan de incubar o si incuban y llega a nacer algo los pichones mueren dentro del nido por el calor excesivo. Es realmente necesario dejar a los pájaros descansar unos tres o cuatro meses para que se recuperen y puedan criar la siguiente temporada con energía y no es conveniente dejarlos criar más de dos o tres veces consecutivas.

 

 

ASPECTOS ESENCIALES

Antes de comenzar la cría si queremos que ésta tenga éxito, debemos cuidar unos mínimos detalles que aunque pequeños son esenciales para un correcto proceso de cría.

El primero y más importante es la alimentación, como bien dice mi gran amigo Guilherme Rocha “los pájaros crían por la boca”. Una base alimenticia basada en una mezcla de semillas equilibrada, verduras, frutas, calcio, grit y algún otro complemento alimenticio no harán solo que los pájaros críen mejor si no que estaremos haciendo que obtengamos pájaros más fuertes y que criarán bien, además de cuidar a la vez la salud de los padres que hará que podamos criar con ellos durante muchos años.

 

Otro de estos aspectos esenciales en la cría de agapornis y que muchos criadores y aficionados desconocen es la humedad. Para que los huevos eclosionen necesitan un grado de humedad considerable, que favorezca que los pichones puedan romper el cascarón. La falta de humedad, una mala base alimenticia y un exceso de calcio provocan que los embriones mueran al intentar nacer o que nazcan y a los pocos días mueran.

 


 
< Anterior   Siguiente >